Gato envenenado, ¡aprende a identificar los síntomas y qué hacer!

Gato envenenado

Desgraciadamente, la idea de que los gatos están 100% seguros dentro de casa es una ilusión. Los felinos son animales curiosos y sus aventuras pueden convertir cualquier entorno controlado en un mar de peligros. Por lo tanto, es muy importante vigilar los signos físicos y de comportamiento del animal para identificar posibles problemas, como la intoxicación y el envenenamiento. En momentos como éste, pensar rápido y saber actuar de inmediato puede marcar la diferencia. Así que, ¡descubre qué hacer en caso de que tu gato se envenene o se intoxique!

Índice

    Gato envenenado: los síntomas incluyen vómitos, convulsiones y fiebre

    Como cualquier otra mascota, los gatos tienen sus propios trucos para comunicar a sus dueños lo que sienten. La relación entre un guardián y su mascota es tan fuerte que, con el tiempo, resulta cada vez más fácil entender lo que piensa el animal. Por lo tanto, identificar los primeros signos de una intoxicación o un envenenamiento no será algo tan complicado. Lo esencial es prestar mucha atención a tu mascota.

    Compruebe a continuación los principales síntomas que presenta un gato envenenado o intoxicado:

    ¿Cuántos años viven los gatos?¿Cuántos años viven los gatos?
    • Vómitos y diarrea (a veces con sangre)
    • Salivación excesiva
    • Tos y estornudos
    • Irritación gástrica
    • Irritación de la piel
    • Dificultad para respirar
    • Convulsiones, temblores y espasmos musculares
    • Dilatación de la pupila
    • Falta de coordinación en las extremidades
    • Fiebre
    • pérdida de conciencia
    • Micción frecuente (orinar con frecuencia)
    • Vocalización (maullido diferente al habitual)

    Gato envenenado: ¿qué hacer?

    ¿Ha analizado los síntomas de su gato y ha llegado a la conclusión de que el animal está pasando por un proceso de envenenamiento? ¡Cálmate! El primer reto es no desesperar. Es muy difícil mantener la calma cuando la salud de tu mascota está en riesgo, sin embargo, la mejor manera de ayudar al animal es pensar de forma clara y práctica. Antes de tomar cualquier medida, ¡contacta con el veterinario! Preferiblemente, un profesional que ya esté acostumbrado a tratar a su gato y conozca todo el historial de la mascota.

    Lo ideal es que dos personas participen en este momento de rescate. Mientras uno recibe las indicaciones del veterinario, el otro puede estabilizar al gato y buscar el origen de la intoxicación. Asegúrese de buscar la sustancia responsable del problema. Esta información será esencial para el pronóstico del profesional.

    Detalles como el nombre del producto, su ingrediente activo, la potencia de la sustancia, la cantidad consumida y el tiempo que se ingirió el componente pueden marcar la diferencia a la hora de salvar al gato. Además, asegúrese de colocar el producto en cuestión completamente fuera del alcance del animal, para evitar que se repita el problema.

    ¿Qué dice la cola de tu gato sobre su estado de ánimo?¿Qué dice la cola de tu gato sobre su estado de ánimo?

    ¿Debo forzar el vómito de un gato envenenado?

    El tipo de veneno o de alimento responsable de la intoxicación también es un factor a tener en cuenta para tomar esa decisión. Uno de los primeros impulsos de la mayoría de las personas es intentar que el gato vomite para deshacerse del producto que le hace daño. Sin embargo, este pensamiento tiene algunas variaciones: si la sustancia en cuestión ya ha sido ingerida durante más de dos horas, el vómito no tendrá el efecto deseado y puede dejar al animal más débil.

    Otro detalle es el contenido del producto consumido: si el elemento es corrosivo (lejía, por ejemplo), el vómito puede acabar provocando quemaduras cáusticas y dañando los órganos internos del gato, como el esófago, la garganta y la boca. Por lo tanto, ¡consulte al veterinario al instante y no tome ninguna medida sin la indicación del profesional!

    ¿Puede sobrevivir un gato envenenado? Consulte los principales tipos de intoxicación y sus tratamientos.

    La ingestión de una sustancia inadecuada puede llevar al gato a un proceso de envenenamiento o intoxicación, según el componente (o alimento contraindicado). Los tratamientos dependen en gran medida del tipo de producto ingerido por el animal. Comprender las principales es una de las formas más eficaces de evitar el problema.

    Otitis en un gato: Conoce las causas y tratamientosOtitis en un gato: Conoce las causas y tratamientos

    Por lo tanto, sepa exactamente qué productos debe mantener alejados de su mascota y los posibles tratamientos para cada tipo de envenenamiento o intoxicación:

    • Chocolate: pequeñas cantidades de chocolate ya son suficientes para intoxicar a un felino. Los primeros síntomas, que suelen aparecer entre seis y 12 horas después de la ingestión, son: sed constante, vómitos, salivación, inquietud e hinchazón del vientre, que pueden extenderse a la dificultad respiratoria y a la insuficiencia cardíaca;
    • Sultanas y uvas: este tipo de intoxicación es más común entre los perros, pero también ocurre con los gatos. En los casos más graves, los síntomas pueden incluir insuficiencia renal y llevar al animal a la muerte. Es muy probable que la forma elegida por el veterinario para tratar el problema sea inducir la micción con una terapia intravenosa de líquidos;
    • Arsénico: presente en insecticidas, pesticidas y venenos, puede provocar diarrea aguda (a veces con sangre), depresión, debilidad y colapso cardiovascular. La ingestión de esta sustancia provoca una inflamación aguda en varios órganos, como el hígado y los riñones. El tratamiento de urgencia, en caso de que el producto haya sido ingerido hace menos de dos horas, es inducir el vómito. Poco después, el veterinario debe administrar carbón activado por vía oral y, posteriormente, protectores gástricos;
    • Champú, jabón o detergente: este es un ejemplo de situación en la que no se debe inducir el vómito, porque algunos de estos productos contienen sustancias corrosivas en su composición. Los signos son mareos, vómitos y diarrea. El veterinario puede indicar la mejor manera de solucionar el problema.
    • Medicamentos humanos: ¡nunca le des medicamentos humanos a tu gato! Algunos medicamentos contienen sustancias como el ácido acetil salicílico (aspirina), que provoca hipertermia y una respiración acelerada, y el paracetamol, que daña el hígado y oscurece las encías del animal. Increíblemente, las vitaminas tampoco están indicadas. La vitamina A, por ejemplo, puede causar anorexia, rigidez de las articulaciones, obstrucción intestinal y pérdida de peso.
    • Cianuro: este tipo de intoxicación suele producirse con la ingestión de plantas con este compuesto, las hojas de manzano, el maíz, las semillas de lino y el eucalipto. Los primeros signos aparecen rápidamente, alrededor de 10 a 15 minutos después de la ingestión, y provocan un aumento de la excitación que se convierte en dificultad respiratoria. En este caso, el tratamiento será probablemente la administración inmediata de compuestos que corten este efecto.
    • Flúor: ¿conoces el flúor de tu pasta de dientes? Entonces, ¡es un gran peligro para los animales! Por lo tanto, nunca se debe utilizar un producto dental para humanos en una mascota. Los síntomas de esta intoxicación son gastroenteritis, aumento del ritmo cardíaco, entre otros.
    • Cloro y agua sanitaria: los síntomas son vómitos, mareos, salivación, anorexia, diarrea y depresión. En caso de que la intoxicación se haya producido sólo en la piel, bañe al gato con un champú suave adecuado y aclare con abundante agua. En todos los casos, debe consultarse inmediatamente al veterinario.

    tienda de mascotas

    Mascotas del Perú

    Estamos comprometidos a crear un mundo mejor y a ayudar a cuidar y proteger a sus mascotas. Con base en nuestro equipo de trabajo, brindamos apoyo en la sociedad, brindamos la mayor cantidad de trabajo posible, seguimos innovando y ganándonos la reputación que nos mantiene a largo plazo. Invertir e innovar proyectos para ampliar la estructura y seguir desarrollándose en otras ciudades. Contribuir y participar solidariamente para crear una comunidad inclusiva y cuidar el medio ambiente.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir