Hernia en un perro: Todo lo que debes saber

Hernia en un perro

Cualquier enfermedad de un amigo de cuatro patas debe consultarse con un veterinario. El animal no debe ser "diagnosticado" y autotratado porque entonces puede resultar dañado. No es diferente en el caso de una hernia, donde entre los primeros síntomas preocupantes hay un bulto visible en el cuerpo del animal cerca del abdomen. Siempre debe consultarlo con un médico, porque en muchos casos puede ser necesaria una intervención quirúrgica, es decir, una operación de hernia. Por lo tanto, es importante saber qué tipos de hernias pueden aparecer en un perro, cómo reconocerlas, cómo es una hernia y cuáles son los métodos para tratarla.

Índice

    ¿Qué es una hernia en un perro?

    La hernia es un bulto, generalmente que aparece en el abdomen. Surge porque, debido a una ruptura en los tegumentos abdominales, el tejido adiposo o incluso algunos órganos internos pueden moverse debajo de la piel. El tamaño de la hernia formada (o, más precisamente, el contenido total de la hernia) dependerá del tamaño de la brecha en los tegumentos. La situación más peligrosa es cuando los órganos abdominales entran en la piel. Puede poner en peligro la vida y genera riesgo de complicaciones, por lo que debe consultarse de inmediato con un especialista. Solo la realización de análisis adecuados, hemogramas completos y un tratamiento adecuado podrán salvar la salud de la mascota.

    Una hernia en perros mayores suele surgir como consecuencia de una lesión (por ejemplo, como consecuencia de un accidente de tráfico o como consecuencia de una lesión mecánica de otro origen). La situación es diferente en los cachorros, donde la hernia es en la mayoría de los casos congénita (está determinada por condiciones genéticas). Afortunadamente, este tipo de anomalía congénita en perros jóvenes se puede diagnosticar rápidamente. Un veterinario siempre debe decidir sobre los próximos pasos en el tratamiento.

    ¿Cuáles son los síntomas de una hernia en un perro?

    Desafortunadamente, los síntomas de una hernia no son exclusivos de una enfermedad, por lo que a veces es difícil (especialmente al principio) reconocerla. Por eso es tan importante no diagnosticar al perro por su cuenta, sin consultar a un médico, para no poner en riesgo la vida del perro.

    Cuando se trata de síntomas específicos, incluyen el bulto en el cuerpo del animal mencionado en la introducción (ubicado en el abdomen o en el área de la ingle), pero también: tos, dificultad para respirar, salivación y vómitos. El perro también comienza a sufrir de falta de apetito y debilidad general.

    Hernia en un perro - tipos

    Vale la pena saber que la enfermedad descrita anteriormente (hernia abdominal) es solo un tipo de hernia y se pueden distinguir varios tipos en perros. Estos son:

    Hernia abdominal. Aparece con mayor frecuencia en el cuerpo de un perro como resultado de una lesión. La hernia abdominal de un perro se puede ver en la región del antebrazo (en el abdomen) o en los lados del torso.

    Hernia umbilical en un perro (cachorro). En un perro joven, la hernia umbilical puede desarrollarse en las primeras semanas de vida. Aparece en el lugar donde se encontraba el cordón umbilical. Una hernia umbilical en un cachorro cerca del ombligo puede no ser grave. A veces se resuelve solo (bajo una ligera presión). Esto sucede antes de que el perro tenga un año. Sin embargo, cuando la hernia de un perro persiste, cuando el perro es mayor, la hernia umbilical debe ser tratada con cirugía.

    Hernia inguinal en un perro. Ocurre como resultado del aumento de la presión en la cavidad abdominal (causado, por ejemplo, por el estreñimiento). La hinchazón (una protuberancia en el cuerpo) aparece en la depresión entre el lado posterior de la parte inferior del abdomen y la superficie interna de la parte superior del muslo. Con el tiempo, el cambio en el cuerpo se vuelve más y más grande. Para curar una hernia inguinal, debe consultar a un veterinario lo antes posible. En un perro, una hernia inguinal debe tratarse en la mayoría de los casos con cirugía.

    Hernia perineal en un perro. Cuando se presenta en un cuadrúpedo, los síntomas de la hernia perineal deben ser contrarrestados muy rápidamente. Puede verse como una hinchazón perineal en uno o ambos lados. El tiempo de reacción adecuado es muy importante aquí. En un perro, una hernia perineal cerca del ano puede provocar problemas para defecar y orinar.

    Hernia femoral: ocurre muy raramente en perros, generalmente después de una lesión. La hernia de un perro ocurre cuando los órganos internos o algún tejido graso pasan a través del canal femoral.

    Hernia escrotal: ocurre muy raramente y las razones de su formación no se comprenden completamente. Con este tipo de enfermedad, parte del intestino pasa de la cavidad abdominal al escroto.

    Hernia de perro: ¿cuál es el tratamiento?

    Cuando la hernia muestra los primeros síntomas inquietantes en el perro, es necesario contactar a un especialista. En la mayoría de los casos, el tratamiento se basará en la cirugía de la hernia, ya que será la única forma de afrontar este problema. Como con cualquier cirugía, ésta puede estar asociada con el riesgo de complicaciones. Por eso es muy importante elegir una clínica veterinaria buena y probada, una en la que el mejor amigo del hombre reciba atención profesional.

    La cirugía de hernia, independientemente de su tipo, implica un procedimiento similar. Consiste en restaurar la posición correcta de los tejidos en la hernia y luego cerrar la fisura en los tegumentos abdominales. Cada operación, según el caso y el tipo de enfermedad (y su evolución), puede tener un nivel de complejidad diferente. La operación será mucho más exigente cuando se produzca isquemia abdominal. Entonces es necesario extirpar los tejidos cambiados en la hernia.

    Después de realizar las actividades de tratamiento, será necesario un cuidado postoperatorio adecuado. El perro debe estar tranquilo y tener tiempo para recuperarse. Solo así se recuperará gradualmente. Durante este período, necesitará una dieta adecuada y tomar medicamentos. El animal también debe llevar un collar especial que le impida morder y lamer los puntos y la herida quirúrgica. Una hernia en un perro requerirá que el animal sea llevado a visitas de seguimiento, descontaminación de heridas y cambios de vendaje después de la cirugía.

    El cuidado adecuado después de la cirugía es tan importante como la operación misma, porque si se lleva a cabo con cuidado, reduce el riesgo de complicaciones. Gracias al adecuado proceso de convalecencia (de acuerdo con las indicaciones del veterinario), el perro no se despegará de los bordes de la herida ni se infectará. También evitará que la hernia se repita en su mascota.

    Una hernia en un perro siempre necesita ser revisada por un especialista

    Independientemente de la causa de la hernia en tu mascota (es decir, si fue causada por un accidente de tráfico o genética), la hernia de un perro se manifiesta de diferentes maneras y nunca puede ser ignorada. Dejar una hernia sin tratar, y peor aún sin operar, puede poner en peligro la salud e incluso la vida de un perro, ya que se convierte en una dolencia grave en muchos animales. Por lo tanto, cuando note algún cambio molesto en su mascota, debe consultar a un veterinario de inmediato. Tomar medidas por su cuenta en caso de una hernia en un perro no mejorará su salud y puede dañarlo aún más.

    Como puede ver, una hernia en un perro de casi todos los tipos requiere una intervención quirúrgica. Algunos tipos de esta afección son más graves que otros. Por lo tanto, cuando vea una nueva protuberancia en el cuerpo de su mascota, no puede ignorarla porque la continuidad de la pared muscular podría estar rota. Vale la pena recordar que cuanto antes comience el tratamiento, mejor. La operación de una hernia ya avanzada irá asociada a un riesgo mucho mayor que en su etapa inicial.

    tienda de mascotas

    Mascotas del Perú

    Estamos comprometidos a crear un mundo mejor y a ayudar a cuidar y proteger a sus mascotas. Con base en nuestro equipo de trabajo, brindamos apoyo en la sociedad, brindamos la mayor cantidad de trabajo posible, seguimos innovando y ganándonos la reputación que nos mantiene a largo plazo. Invertir e innovar proyectos para ampliar la estructura y seguir desarrollándose en otras ciudades. Contribuir y participar solidariamente para crear una comunidad inclusiva y cuidar el medio ambiente.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir