Por qué mi gato no quiere comer

Por qué mi gato no quiere comer

Si nuestro gato no tiene apetito y se niega a comer, lo primero que debemos fijarnos es en su alimentación. Vale la pena darse cuenta de que los gatos muy a menudo se niegan a comer porque no cumple con sus criterios de frescura de la comida, su sabor o consistencia, y la limpieza del comedero. A veces, sin embargo, la falta de apetito de un gato puede tener una causa grave, por lo que no debe subestimarse: después de 48 horas sin comer, un gato puede desarrollar un hígado graso severo.

¿Cómo lidiar con la falta de apetito de un gato?

Cuando un gato se niega a comer, lo más importante es reaccionar rápido. Las consecuencias de tal situación pueden ser muy peligrosas. Después de poco más de un día desde la última comida, tu mascota puede desarrollar problemas de salud graves, incluido el hígado graso. Todo debido al metabolismo específico de los gatos.

El paso básico para resolver el problema de un gato que se niega a comer es averiguar la causa de la situación. En primer lugar, consulta el problema de tu mascota con un veterinario que confirmará o descartará posibles enfermedades. Si resulta que tu mascota no sufre ninguna dolencia física, necesitas encontrar el origen del problema.

Muy a menudo, pasos simples como lavar el comedero del gato y agregar comida fresca son suficientes para resolver un problema cuando un gato se niega a comer. A veces, debido a la necesidad natural de los gatos de cambiar la estructura y el sabor de la comida, basta simplemente con ofrecerles otra comida completa y preparada. Recuerda también que la comida para gatos debe estar a temperatura ambiente. En el caso de una mascota más exigente, latas o bolsitas con comida húmeda, primero puede ponerlas en agua tibia y, solo después de calentarlas, dárselas a su mascota. No olvide que su amigo de cuatro patas es, de hecho, un carnívoro, y los gatos salvajes se alimentan de presas recién cazadas y, por lo tanto, todavía calientes. Por lo tanto, es mejor que la comida de tu mascota esté a temperatura corporal.

Cuando el gato se niega a comer, también debes prestar atención a la posición del comedero. Debe estar al menos a 50 cm del recipiente con agua, y también lejos de la caja de arena. Además, no olvide que los gatos a veces pierden el apetito debido a problemas emocionales, incluido el estrés severo. Si su gato ha experimentado una situación estresante recientemente, como una mudanza o una nueva mascota que llega a casa, es posible que pierda el apetito temporalmente. La única salida es calmar sus nervios atribulados. Muy a menudo basta con dejar a su mascota sola para que se recupere. Recuerda que los gatos pueden tener diferentes sensibilidades. Algunas personas se estresan solo con un cambio de apartamento, y otras incluso con un pequeño cambio de muebles.

¿Posibles causas?

Una de las causas más comunes de que un gato se niegue a comer es un cuenco sucio o su proximidad al cuenco con agua o caja de arena, comer un tipo de alimento durante demasiado tiempo, temperatura inadecuada del alimento o estrés. Sin embargo, estas no son las únicas fuentes de este estado de cosas.

Te puede interesar:  ¿Qué y cuánto debe comer un perro al día?

La temperatura ambiente también puede ser la razón por la que tu gato se niegue a comer. Ciertamente, un ambiente así no invita a comer, así que, si es posible, intente bajar un poco la temperatura de la habitación. Si tiene éxito, su mascota debería recuperar el apetito. A veces, el problema también es causado por la fatiga del gato. Solo déjalo descansar y el problema se resolverá solo.

¿Tu mascota puede salir de casa? Comprueba que no se está aprovechando de la cortesía excesiva de un vecino. En esta situación, la razón probable por la que tu gato se niega a comer adentro es porque solo come afuera.

¿Ha llegado recientemente un nuevo gato a tu casa? La razón por la que uno de ellos no quiere comer puede ser no solo el estrés causado por el cambio de ambiente o el hecho de que se haya mudado un nuevo inquilino. La fuente también puede estar en el hecho de que uno de los gatos es fuertemente dominante y no permite que el otro entre al cuenco. Por lo tanto, recuerde tomar todas las medidas de precaución cuando traiga un nuevo gato a su hogar, familiarice a los animales lentamente entre sí de acuerdo con las reglas establecidas por los conductistas y controle la situación de cerca.

En ocasiones, la negativa del gato a comer también se debe a una disminución del sentido del olfato del animal. A veces es el resultado de una enfermedad, como la secreción nasal de un gato, aunque también puede deberse a un animal anciano. El sentido del olfato se debilita en los gatos con la edad, y es el apetitoso olor de la comida lo que estimula el apetito del gato.

Otro motivo por el que se niega a comer también puede ser el momento del estro en estos animales. Al mismo tiempo, esto se aplicará tanto a los gatos como a los gatos que sienten calor. Si tu mascota es un gato casero, la mejor solución es la castración o esterilización.

¿Y qué hay de las consecuencias?

Cuando su gato se niega a comer, debe responder a este problema lo antes posible. Las consecuencias pueden ser extremadamente graves. Incluso en el segundo día después de la última comida, se puede desarrollar hígado graso, lo que amenaza la salud de su mascota. Otros efectos incluyen una disminución de la inmunidad, lo que puede hacer que su mascota sea más propensa a desarrollar enfermedades infecciosas. También puede aumentar la permeabilidad de la barrera intestinal, lo que a veces conduce a infecciones bacterianas peligrosas.

Si el gato se niega a comer, los procesos de reconstrucción en su cuerpo también pueden verse afectados, causando problemas con la cicatrización de heridas, entre otras cosas. Los músculos se debilitan y la cantidad de linfocitos a menudo se reduce o se produce anemia. El gato pierde energía, se vuelve letárgico y apático.

Recuerda que la pérdida del 10% del peso corporal es sumamente peligrosa para tu mascota, siempre que antes fuera normal. Para evitar todas estas graves consecuencias, si notas que tu gato se niega a comer, debes responder de inmediato y consultar a tu veterinario.

Mascotas del Perú

Estamos comprometidos a crear un mundo mejor y a ayudar a cuidar y proteger a sus mascotas. Con base en nuestro equipo de trabajo, brindamos apoyo en la sociedad, brindamos la mayor cantidad de trabajo posible, seguimos innovando y ganándonos la reputación que nos mantiene a largo plazo. Invertir e innovar proyectos para ampliar la estructura y seguir desarrollándose en otras ciudades. Contribuir y participar solidariamente para crear una comunidad inclusiva y cuidar el medio ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.