¿Qué hacer para que mi perro no orine en casa?

Qué hacer para que mi perro no orine en casa

La micción de tu perro en casa es un problema que puede tener muchas causas. Esta situación se puede considerar temporal y natural para un cachorro. Sin embargo, cuando un perro orina en lugares aleatorios es una mascota adulta, entonces debe encontrar la causa del problema y tomar medidas preventivas. No se trata solo de un entrenamiento de limpieza, sino también de la posibilidad de tratar al animal.

El perro se queda solo en casa

Algunos cuidadores se preguntan: ¿qué hacer cuando el perro está en casa? En primer lugar, vale la pena buscar las causas de este problema, y puede haber muchas. Lo primero que debes tener en cuenta es cuánto tiempo lleva tu perro orinando en casa y cuánta orina ha dejado en lugares inadecuados. También vale la pena rastrear dónde lo está haciendo.

Si el perro es joven y aún no tiene 6 meses, puede pasar a hacer cosas en casa. Los animales de esta edad no tienen un músculo del esfínter uretral completamente maduro. El entrenamiento de limpieza realizado correctamente combinado con el desarrollo físico natural del cuadrúpedo debería resolver el problema con el tiempo.

Si el perro está orinando en casa y la cantidad de orina es insignificante, entonces puede ser que la mascota esté marcando la zona. Los machos sin castrar suelen dejar su marca cerca de la puerta de entrada o en lugares que están saturados con el olor de otro cuadrúpedo. Los perros solo pueden actuar de esta manera poco después de la cirugía si se sienten inseguros. Si decidiéramos adoptar otro animal, si ya tienes una mascota, se debe tener en cuenta este tema. El perro también puede perder el control de su cuerpo en un momento de gran excitación. A veces sucede que los animales dejan gotas de orina en el suelo cuando están muy contentos, por ejemplo, cuando el cuidador está de vuelta en casa. Otra causa (encontrada en perras castradas) puede ser esfínteres uretrales inoperables.

Orinar en casa no siempre está relacionado con la corta edad de la mascota o las ganas de marcar la zona. Este tipo de comportamiento también puede deberse a una enfermedad. Vale la pena considerar esta posibilidad, especialmente cuando el perro solía cuidar de sus necesidades al aire libre. Las enfermedades que se manifiestan por la incontinencia urinaria incluyen: enfermedades renales y hepáticas, diabetes, inflamación del útero, cambios neoplásicos y enfermedades neurológicas. Cada una de estas condiciones provoca una pérdida de control sobre el músculo del esfínter. Por el contrario, las infecciones (p. ej., cistitis) pueden hacer que orine con más frecuencia. Entonces el animal tiene un control limitado sobre sus reflejos fisiológicos y, además, claramente sufre. Si notamos síntomas molestos en un perro, debemos llevarlo inmediatamente a una clínica veterinaria.

Orinar en lugares aleatorios también puede ser psicológico. Las causas más comunes de esta reacción canina incluyen:

Exceso de excitación: un cachorro que se excita puede perder el control de la vejiga. Este reflejo se estabiliza con el tiempo, aunque algunos perros también están presentes en la edad adulta.

Mostrar miedo: algunas de nuestras mascotas orinan como resultado de asustarse a otro animal o miembro del hogar. Esto es especialmente cierto cuando se percibe que el otro individuo es más fuerte.

Estrés: otro sentimiento que puede estar relacionado con la micción incontrolada es el miedo, por ejemplo, a salir de casa. Este aspecto es especialmente importante si el animal está solo durante el día. El apartamento es una zona segura para él, y todo lo que está fuera de él es estresante. Además, sin estar con el animal todo el tiempo, no sabemos cómo reacciona a los sonidos del exterior. Puede resultar que una vez un ruido asustó tanto al perro que ahora tiene miedo de estar afuera.

Cambios en el medio ambiente: por lo general se trata de un cambio de lugar de residencia. Incluso un perro adulto puede no entender que las reglas del hogar actual aún se aplican y que tienen que lidiar con sus necesidades fuera.

¿Entonces, qué puedo hacer con mi cachorro?

Si tu cachorro tiene problemas en casa, debemos entrenarlo para que señale su necesidad de salir. ¿Cómo hacerlo? Sobre todo, se deben utilizar métodos de crianza positivos. Bajo ninguna circunstancia debes castigar a tu mascota por orinar en el lugar equivocado, porque entonces puede desconfiar de nosotros. El entrenamiento de limpieza debe consistir en sacar al perro al exterior con regularidad (antes de que finalice el ciclo de vacunación solo a lugares seguros, como el propio jardín del tutor), y también salir con él «cuando sea necesario» en determinados momentos del día: después de despertar levantado y después de una comida, y para acelerar el aprendizaje, también por la noche. Al pasar tiempo con el estudiante/pupilo, adquirimos conocimiento sobre su ritmo circadiano, gracias al cual podemos reconocer cada vez con mayor precisión cuándo es necesario vaciar la vejiga.

Te puede interesar:  Cuidado con el riesgo de envenenamiento por hongos para los perros

¿Cómo enseñar a un perro a matar al aire libre? La receta del éxito es combinar constancia con mucha paciencia. Cuando salgamos a la calle con nuestra mascota, debemos llevarla al césped y esperar a que vacíe la vejiga. Solo entonces podremos salir a caminar juntos. Si el animal ha atendido sus necesidades fisiológicas en el exterior, vale la pena premiarlo. Todo lo que necesita es una pequeña golosina, que reforzará positivamente el comportamiento adecuado. Los elogios y otras gratificaciones son esenciales para el proceso de aprendizaje. También debes dárselos al perro cuando indique que está dispuesto a salir. El refuerzo positivo crea gradualmente en el cerebro del animal una asociación de que salir de la casa con el cuidador está asociado con algo placentero. En consecuencia, es más probable que nuestro compañero salga a la calle y se ocupe de sus necesidades allí.

Cuando un cachorro experimenta presión en la vejiga, por lo general comienza a dar vueltas en círculos, y la actividad que acababa de absorberla deja de interesarle. Si notamos este comportamiento en una mascota, debemos sacarla al exterior de inmediato (alternativamente, llevarla a una alfombra de higiene, si la mascota aún no puede salir).

¿Cómo enseñar a un perro adulto a no hacer nada en casa?

Si un perro mayor está orinando en casa y no lo ha hecho antes, puede haber problemas de salud. Una causa común de tal síntoma es también el estrés causado por un cambio en el medio ambiente. Los perros mayores muestran una mayor frecuencia de orinar en comparación con los cachorros y los adultos jóvenes. La solución obvia al problema es, por lo tanto, paseos más frecuentes.

Si los cambios en el comportamiento de tu mascota se deben al estrés, dale tiempo para que se acostumbre a la nueva situación y cuide los estímulos positivos de su entorno. Podría ser un juguete nuevo o una mayor cantidad de tiempo dedicado por el cuidador. Vale la pena repetir el entrenamiento de limpieza, recordando que después de un máximo de dos semanas el animal debe adaptarse a las nuevas condiciones y recordar las reglas aprendidas que prevalecen en el interior. Cuando la persona bajo su cuidado recupere su equilibrio mental y emocional, que se ha visto alterado a consecuencia de una reforma o mudanza, es muy posible que sus problemas de incontinencia desaparezcan.

¿Qué hacer cuando tu perro se va a casa por la noche? Este problema ocurre a menudo en los tetrápodos envejecidos y está relacionado con el debilitamiento de la fuerza muscular en el esfínter y los músculos pélvicos. A veces, orinar por la noche también puede ser un signo de inflamación de la uretra o la vejiga. Vale la pena utilizar la ayuda de un veterinario para realizar un diagnóstico profesional.

Para evitar situaciones desagradables, debe sacar a pasear a su perro con frecuencia, especialmente justo antes de acostarse. También es una buena práctica persuadir a la persona bajo su cuidado para que beba agua con frecuencia y use una dieta completa y balanceada que tenga un efecto positivo en el cuerpo, incluida la función renal.

Así mismo, vale la pena designar un lugar en el hogar donde el animal pueda hacer sus mandados. Esta acción reducirá el número de manchas que se forman durante la noche y el cuadrúpedo se sentirá más cómodo gracias a ella. Sin embargo, sobre todo, debes acercarte a él con amor y comprensión, porque independientemente de sus problemas, el perro es nuestro amigo más fiel.

Mascotas del Perú

Estamos comprometidos a crear un mundo mejor y a ayudar a cuidar y proteger a sus mascotas. Con base en nuestro equipo de trabajo, brindamos apoyo en la sociedad, brindamos la mayor cantidad de trabajo posible, seguimos innovando y ganándonos la reputación que nos mantiene a largo plazo. Invertir e innovar proyectos para ampliar la estructura y seguir desarrollándose en otras ciudades. Contribuir y participar solidariamente para crear una comunidad inclusiva y cuidar el medio ambiente.

6 thoughts on “¿Qué hacer para que mi perro no orine en casa?

  1. Me encantó el artículo mi perrito ya es mayor y yo lo saco en la mañana y en la noche ya q trabajo y mi esposo día de por medio lo saca al medio día aún así se orina en las noches en la sala o en la cocina.

  2. Tengo un Yorkie de 9 meses y vivimos en departamento, el puede bajar a hacer sus necesidades a un pequeño patio, pero aunque lo saco varias veces el orina los sillones del living y las sillas del comedor ya he probado todos los métodos recomendados, que puedo hacer?

  3. Yo tengo un chiguagua de 1 año y 4 meses,lo saco bastante a la calle para que haga sus necesidades y no hace nada aunque me tire 2 horas dando vueltas mi perrita siempre espera llegar a casa para hacer sus necesidades,que puedo hacer

  4. Hola buenas tardes, tengo un sznaucer de 6 años que hace sus necesidades en el patio normalmente pero debes en cuando y siempre en las noches se hace dentro de la casa. El está castrado hace varios años. No entiendo porque lo hace

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.