¿Cómo reconocer lo que trata de decirnos nuestro perro?

Cómo reconocer lo que trata de decirnos nuestro perro

Aunque los perros no pueden hablar, nos brindan muchas oportunidades para comprenderlos e interpretar su mensaje en consecuencia. Los humanos y los perros han existido durante miles de años, por lo que la forma en que nos comunicamos entre nuestras especies se ha desarrollado hasta cierto punto.

A cada cuidador le gustaría saber si su perro está contento y si se están satisfaciendo todas sus necesidades, y de ahí la importancia de saber leer correctamente el comportamiento y las señales que nos da el animal.

El comportamiento y el lenguaje corporal de tu perro pueden decir mucho sobre sus emociones y ayudar a construir una relación más fuerte. ¿Cómo leer las señales que nos da un animal? ¿Qué significa el comportamiento del perro? Continúa leyendo este artículo y entérate.

Comportamiento canino y lenguaje corporal: ¿de qué podrían depender?

En el cuidado de un perro, el vínculo que existe entre humanos y animales juega un papel muy importante. Dicho vínculo no surgirá si una persona no comprende las expectativas y necesidades de una mascota y los métodos de su comunicación.

Al comunicarse con los demás, el animal adquiere y transmite información no solo a través del sentido del olfato. Las herramientas importantes en su comunicación diaria son: la voz, el tacto y el lenguaje corporal. Por supuesto, no todos los perros envían exactamente las mismas señales.

Su intensidad depende de si tiene contacto diario con otros perros y cuánto tiempo estuvo criado con su madre. Si un animal pasa tiempo solo con humanos casi desde que nace y se ve privado de la compañía de otros miembros de su especie, su lenguaje corporal y las señas que emite pueden ser mucho menos visibles que en otros animales.

Vale la pena saber que en situaciones que son estresantes para un perro, el animal puede enviar dos tipos de señales: calma o distanciamiento. Las primeras incluyen:

  • Girar la cabeza
  • Bostezar
  • Masticar
  • Ojos entrecerrados
  • Levantar las patas
  • Acostarse con las patas hacia arriba
  • Mover la cola

Las señales de distanciamiento del perro son:

  • Gruñido
  • Ladridos
  • Mostrar los dientes

Cuál de estas señales envía el animal depende en gran medida de su temperamento y, por supuesto, de la situación en la que se encuentre.

Interpretación del comportamiento del perro

¿Cómo indica un perro incertidumbre y nerviosismo? La mayoría de las veces, gira la cabeza, se para de lado, también puede cerrar los ojos y, a pesar de la situación incómoda para él, es común que no tengo la intención de atacar en ese momento.

Este comportamiento se puede observar, por ejemplo, cuando el cuidador lo abraza, lo levanta, lo mira directamente a los ojos o le habla en voz alta. En una situación estresante para él, el animal lame, bosteza o chasquea, y cuando se encuentra con otro perro, frena, se congela y, por ejemplo, finge oler el suelo. De esta manera, demuestra que no está tratando de chocar.

El perro puede exhibir un comportamiento de sedación, así como invitar a otro miembro de su especie a jugar levantando la grupa y extendiendo las patas delanteras en el suelo, o acostándose boca arriba y exponiendo su barriga.

A menudo va acompañado de este movimiento de la cola, pero esta señal no siempre significa que la mascota está lista para jugar, porque a veces puede significar que tiene miedo. Siempre vale la pena interpretar esta actitud prestando atención a otros elementos del lenguaje corporal del animal, por ejemplo, colocar las orejas o dirigir los ojos.

Cuando el perro muestra alegría, su cola está en su posición natural y se mueve vigorosa y libremente, y la postura del cuerpo es relajada. Cuando un animal tiene miedo, su cola suele estar hacia abajo.

¿Qué significan los gruñidos de un perro?

Vale la pena recordar que los perros no son animales inherentemente agresivos o dominantes, por lo que pueden atacar cuando las señales que envían son ignoradas (por otro animal o por un humano).

Gruñir, ladrar, mostrar los dientes y resoplar son mensajes comunes cuando un animal se siente inseguro, incomodo o estresado. Pertenecen al grupo de señales de distancia y pueden ocurrir o no, todo depende del temperamento y las circunstancias de la mascota. El perro, gruñendo o ladrando, advierte: si la amenaza no ha pasado, estaré listo para atacar.

Este tipo de comportamiento nunca debe ignorarse, especialmente cuando se trata de un animal extraño. Si, por el contrario, un animal se comporta de esta manera con las personas, vale la pena considerar por qué lo hace.

Una de las posibles causas es la falta de un sentido de seguridad y la falta de satisfacción de sus otras necesidades naturales. En caso de dudas persistentes, es una buena idea consultar a un conductista.

Comportamiento extraño en los perros

A veces observamos comportamientos caninos que nos cuesta entender e interpretar correctamente. Incluyen, entre otros, un olfateo intenso. Si bien es uno de los comportamientos naturales de tu mascota, en algunos casos significa que el animal está inseguro.

Esto sucede cuando un perro se encuentra con algún tipo de obstáculo: otro perro o un extraño con el que no quiere interactuar. Ignorando este problema, comienza a olfatear, y lo hace muy nervioso, con el cuerpo tenso. Entonces no está realmente interesado en ningún olor, solo indica su estrés.

Otros mensajes de estrés son: esconder la cola debajo de su cuerpo, tensar y enroscar el cuerpo sobre las patas dobladas, bajar las orejas y entrecerrar los ojos. Mucha gente malinterpreta esta señal, pensando que es la llamada actitud de disculpa.

Nada podría estar más mal: esto no es una señal de arrepentimiento, sino de miedo y tensión. A menudo se puede observar en situaciones en las que una persona regaña a un animal porque, por ejemplo, ha masticado un objeto.

A veces nos preocupa el comportamiento extraño del perro por la noche. Estos incluyen, por ejemplo, jadear durante el sueño. ¿Cuáles son las razones para esto? Primero, la temperatura ambiente puede ser demasiado alta. En segundo lugar, es probable que el perro haya pasado la noche muy activo y esté volviendo a su temperatura normal.

Otras causas de jadeo por la noche pueden incluir estrés, miedo y nerviosismo, comidas demasiado tarde o incorrectas, dolor o enfermedad.

Comportamiento canino: ¿problemas o enfermedades?

El comportamiento problemático de los perros no tiene que provenir únicamente de la zona emocional, a veces puede ser un signo de una enfermedad en desarrollo. Ocasionalmente, los cuidadores reportan como trastornos de conducta problemas tales como: falta de apetito, irritabilidad, comer con glotonería, orinar sin previo aviso, agresividad, miedo, excitabilidad y cambios de humor.

Sin embargo, vale la pena recordar que todos los comportamientos mencionados anteriormente pueden ser signos de problemas de salud y, en la etapa inicial, pueden continuar sin otros síntomas.

Comments

No comments yet. Why don’t you start the discussion?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *