¿La comida cocinada en casa para perros es buena?

La comida cocinada en casa para perros es buena

Algunos de los cuidadores que día tras día cuidan a sus mascotas, se preguntan si merece la pena darle a la mascota comida cocinada en casa. ¿Cómo puedo alimentar a mi perro para estar seguro de que está recibiendo todos los nutrientes? ¿Alimentar a mi perro con comida casera es bueno para él? La respuesta a esta y más preguntas, a continuación.

¿Por qué vale la pena buscar comida preparada?

Según nutricionistas y veterinarios, la alimentación del perro debe ser completa y equilibrada, es decir, debe aportar al organismo todos los nutrientes necesarios en proporciones óptimas para el animal. Los productos preparados en forma seca o húmeda cumplen estos requisitos y, además, aportan al animal el aporte calórico adecuado.

Estos se preparan bajo la supervisión de especialistas en nutrición, quienes son responsables no solo de la calidad de los productos, sino también de la seguridad de su uso. Los alimentos completos ayudan a tu mascota a mantener un peso corporal adecuado, una digestión saludable y una apariencia hermosa.

Además, son fáciles de almacenar y la forma de porcionar (dependiendo de la edad, el peso y el nivel de actividad física del animal) se especifica en las etiquetas de los productos.

Dieta mixta: ¿por qué vale la pena?

Se recomienda una dieta mixta (compuesta por alimentos completos secos y húmedos) para perros ya que pueden cubrir todas sus necesidades nutricionales y, además, las mascotas pueden beneficiarse de los beneficios de ambos tipos de alimentos.

La comida seca es aproximadamente 4 veces más calórica que la comida húmeda y, por lo tanto, proporciona proporcionalmente más energía. La estructura rugosa de los gránulos secos favorece la salud bucal del cuadrúpedo (que, sin embargo, no le exime de cepillarse los dientes a diario).

Por otro lado, la comida húmeda favorece la hidratación óptima del cuerpo y el cuidado del esbelto cuerpo del animal y también es muy atractiva en términos de olor. Los alimentos preparados de buena calidad proporcionan una cantidad equilibrada de todos los nutrientes esenciales, incluidas vitaminas, aminoácidos y minerales.

En las condiciones del hogar, la preparación de dichos alimentos es extremadamente difícil, por lo que, para evitar cometer errores al alimentar a tu perro en casa, vale la pena confiar en la experiencia de los productores de alimentos completos listos para usar. Se recomienda utilizar una dieta mixta en la proporción de 50% alimento seco y 50% alimento húmedo.

¿Cómo cocinar comida para mi perro?

Alimentar a un perro con comida casera conlleva un alto riesgo de error debido a que existen muchos aspectos a tener en cuenta que podemos ignorar instintivamente. En primer lugar, no debes darle a tu mascota alimentos destinados a humanos porque no está equilibrado de manera óptima para las necesidades de la mascota y, además, a menudo contiene productos que son difíciles de digerir o incluso tóxicos para el animal.

Su consumo provoca la aparición de síntomas gastrointestinales negativos en forma de dolor abdominal, flatulencia o problemas digestivos. Estos tipos de alimentos también pueden sobrecargar el hígado y el páncreas de un perro. Cuando se habla de nutrición canina en casa, es imposible ignorar un aspecto más importante.

Los cuidadores a menudo sucumben a las solicitudes de sus perros y les dan, como refrigerio o recompensa, comida humana, sin tener conocimiento de que no vale la pena hacer esto por las razones ya descritas anteriormente. Si quieres premiar el comportamiento de tu mascota o simplemente complacerlo, regálale un premio especial para perros.

Una dieta vegetariana para un perro, ¿sí o no?

Algunos cuidadores que prefieren una dieta vegetariana intentan trasladar sus necesidades y creencias nutricionales a sus mascotas. No es imposible, pero hay que tener mucho cuidado de no hacer una dieta deficiente para tu mascota.

Los perros son carnívoros por naturaleza, y sus organismos también han evolucionado para digerir alimentos de origen vegetal. Por tanto, la mejor elección para estos es utilizar alimentos completos en los que haya ingredientes pertenecientes a ambos grupos.

Los veterinarios y dietistas alimentarios no recomiendan una nutrición basada únicamente en verduras y frutas para todos los perros, y en muchos casos puede incluso ser dañina.

¿Qué debe incluir la comida casera para perros?

Los perros son relativamente carnívoros, por lo que el pavo, el pollo o la ternera tratados térmicamente son una buena base para su dieta. En el caso de la alimentación domiciliaria, además de la carne y los productos animales, también se deben utilizar suplementos dietéticos adecuados.

De esta forma, podemos enriquecer las comidas de la mascota, por ejemplo, con valiosos ácidos grasos insaturados. La comida casera para perros debe estar compuesta de forma muy cuidada, y el tutor que decida cocinarla debe tener amplios conocimientos en el campo de la dietética.

Una solución mucho más sencilla (y más fiable) es utilizar alimentos completos precocinados que sean seguros y contengan el 100% de los nutrientes necesarios en proporciones óptimas para el animal.

Comida para perros cocinada: los errores más comunes que se cometen

Entre los errores que más repiten los dueños de mascotas a la hora de preparar la comida por su cuenta se encuentran:

  • Sobrealimentación: los perros naturalmente comen más de lo que necesitan, lo que puede conducir fácilmente al sobrepeso y la obesidad.
  • Servir carne que se ha cocinado durante demasiado tiempo: como resultado de la exposición prolongada a altas temperaturas, pierde aminoácidos valiosos, convirtiéndose en un ingrediente menos valioso.
  • Servir carne cruda: está asociado con un riesgo microbiológico que afecta no solo al perro, sino también a las personas y animales que lo rodean.
  • Utilizar monodieta: no es recomendable darle constantemente a su perro un solo tipo de carne, por ejemplo, pollo; es mucho mejor diversificar las comidas sirviendo aves y carne de res.
  • Equilibrio inadecuado de nutrientes: según la investigación, más del 90% de los alimentos caseros están incompletos con al menos un nutriente importante.

Nutrición casera para cachorros: reglas básicas

Un cachorro de varias semanas de edad y en la fase de crecimiento vigoroso requiere muchos nutrientes para desarrollarse adecuadamente, incluyendo proteínas, calcio y fósforo. Son estas sustancias las que son los componentes básicos del sistema esquelético y la masa muscular.

Los animales jóvenes también tienen una gran demanda de energía, cuya fuente son principalmente las grasas. Por lo tanto, es bueno que los primeros alimentos sólidos que comiences a dar a tus pequeños alrededor de las cuatro semanas de edad sean suaves, incluso pastosos.

Al principio, el cachorro no puede morder, solo lame la comida. Se recomienda darle comida húmeda del tipo «junior» triturada con un tenedor o comida seca empapada en agua. Tampoco es aconsejable dar de comer al perro en casa al principio del destete.

¿Qué ingredientes debe contener una comida preparada para cachorros?

Al buscar un alimento para cachorros listo para usar, vale la pena elegir uno que sea completo y esté destinado a este grupo de edad específico. Los perros en crecimiento tienen un mayor requerimiento de nutrientes que los animales adultos y, por lo tanto, requieren una dieta adaptada.

Además, la comida juvenil contiene cantidades óptimas de calcio y fósforo que son importantes para el crecimiento de su esqueleto. Este alimento también tiene una alta digestibilidad, lo que permite que los más pequeños absorban todos los ingredientes importantes.

¿Qué puede resultar en un cambio repentino de comida en los perros?

No es aconsejable cambiar la dieta de tu perro de forma brusca, incluido un cambio repentino de alimentos integrales listos para comer a alimentos caseros, o viceversa. La nueva dieta siempre debe introducirse gradualmente, comenzando con solo una pequeña porción del nuevo alimento y aumentando gradualmente su proporción con respecto a la comida total.

De lo contrario, el sistema digestivo del animal puede reaccionar de forma indeseable: dolor abdominal, indigestión o diarrea.

En conclusión, la respuesta a la pregunta: «¿puedo cocinar comida para mi perro?» sí, puedes hacerlo, siempre que la comida sea equilibrada, libre de sustancias nocivas y compuesta de acuerdo con las necesidades del animal en términos de calorías.

La autococción de la comida de un animal requiere conocimientos especializados por parte del cuidador y, en la práctica, es muy difícil. Por lo tanto, una solución más fácil y confiable es buscar un alimento completo listo para usar con una composición equilibrada y segura.

Comments

No comments yet. Why don’t you start the discussion?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *